@juancarreno

Notas de gobierno para leer bajo la lluvia

In País on marzo 18, 2010 at 11:31 am

La ineficiencia suele tener discursos elocuentes.

La ineficiencia se expresa con excusas, y se autoindulge, y se desgasta.

La ineficiencia, eventualmente, se queda sin discurso.

Entonces la ineficiencia apunta, acusa, reniega, maldice;

grita con ansias que espera que la maldición (la lluvia, la economía, la guerra) acabe, pero espera secretamente que no lo haga,

porque entonces tendrá que enfrentarse al verdadero infierno de la ineficiencia:

Dejar de decir, y comenzar a hacer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: