@juancarreno

¿Forma ud. parte de los “Guardianes de Chávez”?

In País on agosto 10, 2010 at 6:15 pm
"un líder sabe la vía, muestra la vía, y recorre la vía" John Maxwell

tomado de "informarte.cl"

Ayer fue día de fiesta en Venezuela.

Para quien no esté familiarizado con la forma en que se desarrolla una fiesta (o cualquier reunión de amigos) en nuestro país, la dinámica, brevemente explicada, es como sigue:

a) todos llegan
b) todos ponen (es decir, cada quien lleva algo, porque la cosa no está para andar invitando a inversión completa)
c) todos toman
d) todos comienzan a hablar de política
e) todos llegan a la conclusión de que Chávez tiene jodido a este país, que no hay esperanza, que lo que viene es el infierno (aquí sí se dividen las opiniones, porque hay quienes insisten en que ya vivimos en él)
f) todos siguen tomando, puesto que el país no tiene solución y no hay nada más que hacer.

Así nos tiene la desesperanza y, el día de ayer, la dinámica de “la fiesta” fue colectiva, nacional, frente a los televisores… y en lugar de música, la ambientación la colocó la señal de CNN: la transmisión de un trabajo reporteril de mucha valentía (realizado por David Beriain de la cadena “cuatro” de España) fue motivo de conversación, de cadenas de mensajes por celular, de mensajes en las redes sociales…tantos mensajes que parecía que el reportaje le iba a mostrar a los venezolanos una verdad oculta: yo mínimo esperaba ver a Chávez tomándose unos tragos con Bush y planificando la caída de los Castro en Cuba.

Lo que mostró no fue poco a decir verdad… sin embargo, lo interesante fue la “sorpresa” con la que lo tomó el grueso de la población. Para mí lo increíble fue ver cómo tanta gente que no hace sino hablar de la presencia de la guerrilla en Venezuela, se sorprendió con la presencia de la guerrilla en Venezuela; cómo todos los que hablan de inseguridad se asombraron por la inseguridad; cómo todo el que habla de los grupos armados que defienden a Chávez, quedó boquiabierto porque el documental mostró grupos armados que defienden a Chávez.

Me recordó a las familias que saben que tienen un tío enfermo de alcoholismo, pero que ponen cara de sorpresa cuando el hombre se muestra, borracho, ante un extraño porque -tú sabes- que vergüenza con la visita.

Y es que, el gran problema de hacernos los sorprendidos ante lo evidente, es precisamente la reacción que genera, esa que es un enemigo aún mayor que el autoritarismo: “¿vieron? ¿vieron? estamos jodidos, esto se lo llevó quien lo trajo, bebamos mientras se pueda, porque esto no lo arregla nadie, salud…”

Y es entonces cuando me pregunto si la gente sigue creyendo realmente que “hacer algo” es despotricar contra el gentilicio como si ningún otro país hubiera tenido horas aciagas, si realmente la gente sigue creyendo que “hacer algo” es hablar mal de medio país que aún cree en Chávez (sí señores, sí existe ese país, si no me lo cree llámeme, yo lo llevo a visitarlo) o si la gente sigue creyendo que “hacer algo” es sacar “como sea” al presidente del poder porque el único problema de este país es “ese tipo”.

Esa ingenuidad daría risa si no fuera tan peligrosa. Por supuesto, tiene la ventaja de que pone la solución en manos de otros (los militares, los políticos, los medios, etc) pero es un espejismo. No hay una “gran solución”, la solución está en las pequeñas cosas: haga esfuerzos por reconocer ese otro país, haga esfuerzos por tratar de entender cuáles son las deudas sociales que hacen que ese discurso de odio y división tenga resonancia, revise si usted puede hacer algo para aportar un poco a reducir ese caldo de cultivo:

-¿Tiene ud. un hijo y lo está enseñando a que bote la basura por la ventana porque “igual la podredumbre de PDVAL es peor que cualquier cosa”? le tengo malas noticias, usted forma parte de “los guardianes de Chávez”.

-¿Tiene ud. empleados, alumnos, en fin, cualquier persona a su cargo y le revienta tener que explicarles, dar motivo de sus razones y prefiere decirles que se hace así porque a usted “le da la gana”? le tengo malas noticias, usted forma parte de “los guardianes de Chávez”.

-¿Es usted (o pretende ser) político, dirigente estudiantil, o lider comunal, pero prefiere vestirse de traje en el aire acondicionado del estudio de globovisión que subir las escaleras de un cerro, o aproximarse a la gente que pretende liderar y hablar -de tú a tú con ellos- de los problemas pequeños y cotidianos de dicha comunidad? Le tengo malas noticias, usted es casi el líder de los Carapaicas…

Me encantaría recordarle a los que creen que la solución es “matar a medio país para que haya paz” y que, a la vez, se visten con franelas de Marthin Luther King, o de Ghandi, (o lo que sea) que la fuerza de la lucha contra el autoritarismo no está en el músculo, sino en las ideas de libertad…no es bueno llenarse la boca hablando de Gandhi si se olvida que el fin de éste nunca fue (y nunca lo habría logrado) matar a los reyes de Inglaterra.

Si ni usted ni yo entendemos eso, ahí si es verdad que “esto no tiene arreglo”…

Salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: