@juancarreno

Tarde

In País on agosto 28, 2012 at 8:50 am

20120828-034054.jpg

Hay reacciones que el ser humano solo aprecia si son espontáneas: un
“buenos días” es mucho mejor recibido por alguien si se da de manera
desinteresada, que si se da acompañado de un “¿Sabes qué? Quería
pedirte un favorcito…” Igualmente, un “yo siempre he confiado en ti”
será más creíble si antes no hubo una mirada inquisidora, de esas que
sospechan, o dudan.

Entre las reacciones en las que más apreciamos espontaneidad está, por
supuesto, el cariño: Queremos a quienes nos muestran comprensión sin
esperar algo a cambio, a quienes nos quieren sin condiciones, sin
esperar un favor.

Un candidato en las elecciones presidenciales venezolanas tomó la
decisión de diseñar una campaña política basada en el amor, y no en la
eficiencia política. Decidió tratar de convencer a los electores
diciéndoles “empátate conmigo” en lugar de prometerles “haré un
gobierno eficiente”.

El candidato tomó su decisión, y llegó a hacer varias campañas muy
exitosas basadas en el amor. Un día, la ineficiencia de quienes lo
acompañan (que es lo mismo que decir “su propia ineficiencia” porque
él los escogió) le explotó en la cara. Ese día hubo ineficiencia
gerencial, porque ese día, un accidente que nunca debió pasar, pasó.

El pueblo que buscaba enamorar, como todo humano ante una catástrofe, tuvo
miedos, y tuvo hipótesis. Una de ellas (“olía a gas mucho antes de que
explotara”) criticaba implícitamente a la gerencia de la empresa,
apuntaba dedos, dictaminaba culpables cercanos al entorno. No era
conveniente suscribirla, pero – a la vez – si tu amas a alguien, no lo
acusas de mentiroso, no lo llamas traidor, no le asomas sospechas.

Porque hay reacciones que el ser humano solo aprecia si son
espontáneas. Y la confianza es una de ellas.

Con el fuego ya apagado, yo sólo estoy seguro de una cosa: yo no sé si olía a gas hace días. Nunca tendré la certeza. Tan cierto
puede ser eso, como puede ser que – una vez ocurrido el accidente- las
personas (ante lo sobrecogedor de la situación) hayan creído que esa
era la explicación, sin que en realidad lo haya sido (mucha gente que
tiene accidentes reporta luego “haber sabido que algo iba a pasar”).
Yo no sé si eso es cierto o no, (¡y ni siquiera descarto el sabotaje!) pero sí sé que la respuesta de un
hombre responsable ante esa sospecha siempre debe ser: “eso se
investigará”. Esa era la única respuesta posible.

“Eso se investigará”.

Así debía responderse. No tiene por qué creerse, no tiene por qué
suscribirse, pero así debía responderse, y así debía cumplirse. Haber
sospechado, haber dudado y haber acusado, pasará a la historia como
uno de los errores más dolorosos para político alguno en
tiempos de paz. Porque tú no debes dudar de quien enamoras para
defender a otro. Menos si no sabes si ese otro está diciendo toda la verdad.

Tu primera reacción debe ser confiar en ambos, entenderlos a ambos,
escucharles en todo, entenderlo todo. Y hacerlo enseguida.

Porque hay reacciones que el ser humano solo aprecia si son espontáneas.

El candidato del error, para estos momentos, ya reconoce en privado la
equivocación. Es un hombre que enmienda, que retrocede, que sabe
evaluar. Cuando se trata de sobrevivir, rectifica estupendamente.

No lo duden: aunque les parezca increíble, el candidato
rectificará. De alguna manera buscará reconocer el temor y las
acusaciones de los vecinos. Será incluso capaz de decir “me
equivoqué”. Hasta una cabeza podría dejar rodar. Pero, por
definición, a estas alturas, no será un gesto espontáneo. Será un
gesto hecho sobre los resultados que sus encuestadores están recabando
en estos instantes. Será un cálculo político. Y será tarde.

Porque hay reacciones que el ser humano solo aprecia si son
espontáneas.

Hay reacciones que, al actuarse tarde, lo único que traen, es el desamor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: